Risotto al Grana Padano

Risotto al Grana Padano

Risotto al Grana Padano

Para hacer un buen risotto hay que practicar y sobretodo ponerle paciencia y cariño, hay cosas que llevan su tiempo y el resultado merece la pena.

Ingredientes:

100 g. de arroz redondo o tipo bomba por comensal
50 g de Grana Padano por comensal (una porción para rallar nosotros mismos)
Hojas frescas de albahaca
2 dientes de ajo
1 cebolla mediana blanca o 2 cebollas dulces (sin el tallo verde)
Mantequilla con sal
1/2 l. de Caldo de verduras aprox. cada 200 g. de arroz aprox. (debe quedar bien cubierto)
Sal y pimienta
Una copita de vino blanco más bien dulce que seco

Preparación:

Cómo os he comentado, el secreto está en la paciencia y suavidad con la que manejamos los ingredientes para conseguir ésa textura suave. El objetivo es conseguir que el arroz envuelva cremosamente los ingredientes y aromas en cada bocado.

1) Cortamos la cebolla en semicírculos, los ajos en láminas gruesas y ponemos todo a pochar con un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén honda. Sazonamos con sal y pimienta. Una vez pochado incorpora el vino blanco y deja que se evapore.

2) Pon a hervir el caldo de verduras si ya lo tenías reservado de otro día o improvisa uno con las verduras que tengas frescas en ése momento: brócoli, col, cebolla, apio… son una buena solución ya que rápidamente dejarán sus nutrientes en el agua. (En el último caso, haz éste paso media hora antes de pochar la cebolla)

3) Incorpora las hojas de albahaca a la sartén cuando el caldo empiece a hervir, rehoga un minuto y añade el arroz. Rehoga el arroz y distribúyelo homogéneamente antes de incorporar el caldo.

4) Incorpora el caldo de verduras y con la ayuda de una cuchara de madera, siempre a fuego medio, ve removiendo suavemente, moviendo el arroz con pequeños roces hasta que poco a poco veas que va reduciendo el agua y creándose una textura más melosa.

5) En unos 15-20 minutos se habrá evaporado el caldo y sólo faltará incorporar un par de nueces de mantequilla y mezclar ligeramente ya fuera del fuego para que ligue bien todo. Añade el Grana Padano rallado y mezcla; con el mismo calor se irá fundiendo y ligando al resto de ingredientes.

6) Sirve inmediatamente para saborearlo en su momento óptimo. Puedes espolvorear el plato con un poco de Grana Padano y colocar una bonita hoja de albahaca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

NOTA: acompaña el risotto de Grana Padano con un vino blanco que potencie sus sabores, un vino tinto mataría en boca los aromas suaves y elegantes de éste plato. Os recomiendo un verdejo, el vino blanco demasiado dulce quitará protagonismo al Grana Padano y la Albahaca.

Uno de mis favoritos por su frescura: “El perro verde” DO. Rueda (Verdejo)
Para una ocasión especial, un Albariño de las Bodegas “Pazos de Lusco“, Galicia: “Zíos

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Cocina Italiana, Cocina vegetariana, Favourites Restaurants y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s